Blog del proyecto "Molosos y Terriers", cuyo fin es la defensa, difusion y proteccion de las razas caninas mas condenadas por la sociedad.
Todo nuestro trabajo y esfuerzo se realiza de forma altruista de manos de amigos, amantes y profesionales caninos y especialmente de las razas que aquí tratamos.
Esperamos que disfrutéis tanto como nosotros de este proyecto y que, cada día, podamos seguir aprendiendo mucho más de nuestros leales amigos caninos y sus nobles razas.
Un cordial saludo a todos y gracias de antemano.


AYUDEMOS Y APOYEMOS EL PROYECTO DE RECUPERACION DEL ALANO ESPAÑOL

Resumen del Proyecto de Recuperación del Alano Español emprendido por la Sociedad Española de Fomento y Cria del Alano

por Enrique Martínez

En este amor no entré por desvarío
ni lo traté, como otros, con engaños
ni fue por elección de mi albedrío."

Garcilaso de la Vega.
Églogas.


LAS RAZONES DE UN DECLIVE


El Alano ha sido un perro tradicionalmente ligado al manejo del ganado bovino de tipo extensivo, la caza mayor y la guerra; que entró en decadencia por el paulatino abandono de las formas de caza y ganadería tradicionales.
En la caza, era habitual que una collera de Alanos sujetara al jabalí por las orejas mientras el cazador daba cuenta de la res con un cuchillo o una lanza corta llamada "porquera". Las monterías actuales no están concebidas de esta forma: los perros no deben sujetar o parar a la caza para que el cazador la remate a cuchillo, deben hacer que ésta se ponga al alcance de quienes esperan en los puestos con sus rifles.
La segunda razón del declive del Alano fueron los cambios en el tipo de explotación ganadera de nuestro país: se pasó de una explotación de tipo extensivo en la que razas de vacas autóctonas eran cuidadas en una dehesa, a explotaciones en las que se crían vacas de razas foráneas - de mucho menos carácter - en régimen de estabulación, por lo que los perros no eran tan necesarios para su manejo.

CONTEXTO EN EL QUE SURGIÓ EL PROGRAMA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FOMENTO Y CRÍA DEL ALANO (S.E.F.C.A).


En 1994, un grupo de personas que veníamos trabajando en estos temas - en algunos casos desde 1984 - nos propusimos reorientar la recuperación de la raza ante lo que considerábamos un modelo agotado. Lo primero que hicimos fue definir, tal como explicaremos más adelante, qué entendíamos por "recuperación de una raza". Lo segundo, fue identificar a las personas e instituciones que podrían colaborar con nosotros. Hecho esto, analizamos las necesidades que nuestros perros podrían contribuir a satisfacer, necesidades que resultaron ser muchas: existían medidas de fomento de la ganadería extensiva por parte de la Unión Europea, una creciente demanda de productos "ecológicos" que este tipo de explotaciones podría satisfacer, e inequívocas muestras de aprecio de los ciudadanos por las iniciativas que tienden a conservar nuestro patrimonio genético y cultural.
De todos estos factores el más relevante era la reforma de la Política Agraria Común (P.A.C) y su apuesta por la extensificación, que haría necesario el uso de perros de trabajo. El Alano es capaz de carear vacas, sirve también para separar a los Toros de Lidia cuando se pelean - peleas que pueden acabar con la vida de alguna de las reses -, etc.

UN MODELO DE GESTIÓN ALTERNATIVO.


Nuestro programa de recuperación, reintroducción, cría y selección del Alano Español ha sido posible gracias al Convenio de Colaboración que firmamos con el Instituto Tecnológico de Desarrollo Agrario de Madrid - dependiente de la Comunidad Autónoma de Madrid - el 1 de marzo de 1995 y a los que ulteriormente firmamos con la Universidad de Córdoba y dos asociaciones de ganaderos: la Unión de Criadores de Toros de Lidia y la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Selecto de Raza Avileña-Negra Ibérica. También fueron esenciales las colaboraciones de algunas empresas, entre las que cabe destacar: EL CORTE INGLÉS, que financió alguno de nuestros trabajos de campo y colabora regularmente con nosotros en la cría; y a CAJASUR, que libró los fondos necesarios para realizar la investigación sobre el ADN de nuestros perros.

Nuestra filosofía de trabajo, como todas las filosofías una elección, está basada en una definición del modelo de recuperación que descansa en cuatro pilares:

  1. Es esencial la participación de instituciones públicas y privadas en la promoción y recuperación de las razas autóctonas. Lo importante, a nuestro juicio, era evitar un síndrome muy frecuente en el mundo asociativo español, un fenómeno bautizado con acierto por Jesús Gutiérrez de Aza como "síndrome de Rodrigo de Triana": ni el yo lo vi primero, ni el yo grité tierra primero, ni el yo pisé tierra primero tenían ningún sentido. Lo sensato, creemos nosotros, es saber a cuánta gente convenceremos para que grite tierra al ver nuestra raza, a cuántas personas e instituciones persuadiremos para que estén con nosotros el día que esta ilusión llegue a puerto.
  2. Una sólida participación de los ganaderos en el programa. Por participación entendemos participación institucional, participación de asociaciones. Representantes de estas asociaciones, en colaboración con el resto de los implicados en el programa, seleccionan de entre sus socios a los ganaderos que tengan más sensibilidad hacia los programas de recuperación de razas autóctonas. Los ganaderos seleccionados tienen, al menos, cuatro misiones: recibir perros para utilizarlos en sus explotaciones, evaluar el trabajo de los perros y criar con los ejemplares que mejor funcionan con el ganado para, a su vez, ceder las crías a otros ganaderos.

  3. Reintroducción. A nuestro entender, con mucha frecuencia la recuperación de una raza se ha basado en la "extracción" de perros de su medio habitual y la "introducción" en otro, generalmente urbano, desde el que se ha desarrollado la raza. Nosotros mantenemos que la recuperación de perros del campo debe ir seguida de una reintroducción constante en el mismo, de forma que siempre exista un núcleo de referencia ligado al medio en el que se seleccionaron hasta convertirse en una raza. Sólo la existencia de un núcleo extenso de perros en conexión con sus usos tradicionales - que marque, en buena medida, los criterios de selección de la raza - garantizará la pervivencia de la misma y evitará su "deriva comercial" o trágicos errores de selección.
    Nuestro programa ha permitido que decenas de perros estén trabajando en ganaderías y, a juicio de los ganaderos, lo están haciendo muy bien. Ganaderos de tanta relevancia como Don José Antonio Hernández Plá dicen de sus Alanos: "He tenido muchos perros, pero como estos no he tenido nunca ninguno. Son fuertes, con una boca tremenda, muy ágil, muy rápido, con un valor tremendo: van a un toro que les revuelca, les hace daño, y su instinto es siempre volver y volver. Me han librado de muchas muertes de toros al intervenir en las peleas". Otro ganadero de prestigio, Don Pérez Tabernero dice "El perro ayuda mucho en las labores de campo, sobre todo en las de embarque y aparte, siempre que esté perfectamente adiestrado y se retire cuando lo llamas. El Alano es también un elemento de seguridad, puede hacer un quite al toro que te salve la vida"
  4. La colaboración con instituciones científicas que conserven y preserven el patrimonio genético de la raza. Nosotros venimos trabajando con el el Centro de Selección y Reproducción Animal (CENSYRA) de la Comunidad de Madrid y el Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba.


En el CENSYRA de Madrid se están realizando experiencias en la congelanción de semen de los ejemplares más relevantes e iniciando estudios sobre reproducción por inseminación artificial - lo que facilitaría enormemente los cruces entre perros de ganaderías muy distantes entre sí -.
La elección del Departamento de Genética de la U.C.O se debió a tres razones: la ya clásica preocupación de esta Facultad por las razas caninas autóctonas - todos recordamos la publicación en el 82 del libro "I SYMPOSIUM NACIONAL DE LAS RAZAS CANINAS AUTÓCTONAS" -; en segundo lugar, a que en estos momentos ostenta la Presidencia, Secretaría y Dirección de la SOCIEDAD ESPAÑOLA PRO RECURSOS GENÉNETICOS ANIMALES (SERGA) y es responsable del NATIONAL FOCAL POINT de la FAO; y, por último, a que su Unidad de Veterinaria ha abierto una línea de investigación sobre mejora y conservación de recursos genéticos caninos.
Los análisis del ADN han tenido resultados muy esperanzadores al haberse detectado, por ejemplo, que nuestros perros tienen en su ADN un alelo específico de la raza. Lo que tiene consecuencias científicas muy relevantes.
Con la defensa de nuestros perros, de nuestro ganado y los modos de explotación ganaderos tradicionales en nuestro país estamos tratando de construir un modelo alternativo de recuperación. En el caso que más directamente nos ocupa, el de los perros, estamos intentando impedir que un país cuyos perros están en el origen de decenas de razas de perros extranjeros - no sólo de los conocidos spaniel - deje perder los propios o los aleje de las tareas que cumplieron durante siglos, unas funciones que cobran, con la reforma de la PAC, máxima actualidad.

Autor

Enrique Martínez : emm@redestb.es

Extraido de:
http://www.voraus.com/ver-perros-raza-alanos.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NUESTROS SEGUIDORES: